El Pueblo Mediterráneo

Está ubicado en la orilla del agua en un ambiente típico andaluz. Cuenta con varias piscinas que se comunican entre sí con cataratas, formaciones de rocas naturales y exuberante vegetación. Es un lugar tranquilo para los adultos y divertido para los niños.

El diseño de este paraíso de lagunas se pensó detenidamente. Hay una zona especial destinada a los niños que les proporcionará playas de arenas blancas y aguas poco profundas en donde jugar. La tecnología ecológica utilizada para construir las piscinas asegura que no se necesitan químicos dañinos como el cloro.

Por la noche, la atmósfera es mágica y cuenta con una iluminación agradable que los huéspedes pueden disfrutar en el restaurante ubicado en el pueblo.